Sfouf




















Este original y colorido bizcocho de sémola de trigo, aunque popular en todo oriente, es originario y  típico de la cocina libanesa, toma su color amarillo de la cúrcuma una especia que se utiliza a menudo en la cocina del Líbano. Esta receta la encontré por casualidad hace poco, bueno en realidad me topé con la foto y me llamó tanto la atención su aspecto que empecé a investigar en busca de recetas pero apenas encontré casi ninguna en castellano y tras hacer varias pruebas con unas cuantas (todas distintas, como suele ocurrir), que encontré en otros idiomas, creo que di con una combinación que no se si será la que más se acerque a la receta tradicional pero al menos a mi ha sido la que más me ha gustado. De entre las mayores diferencias que he encontrado entre unas y otras recetas ha sido el usar o no almendra y el usar o no huevo, aunque para mi gusto la almendra y el huevo hace que coja una textura más esponjosa y yo he usado ambos.

Todos los ingredientes deberían ser fáciles de encontrar, el agua de azahar, quizá el menos habitual, la venden en farmacias como ungüento y otro remedios, pero también se usa para cocinar, es un ingrediente esencial para el tradicional roscón de reyes, así que lo podéis encontrar en cualquier farmacia fácilmente. La sémola de trigo, en principio tampoco debería de ser difícil de encontrar en cualquier gran superficie yo siempre la compro allí.

INGREDIENTES:


300 gr. de sémola de trigo.
100 gr. de Harina de trigo.
200 gr. Azúcar.
125 gr. de almendra molida.
150 cl. de leche
2 Huevos
75 cl. de aceite de Maíz (también vale girasol)
2 Cucharaditas de Levadura en polvo (baking powder)
1 Cucharada grande de Curcuma
2 Cucharadas de agua de azahar.
30 gr. Piñones.

PREPARACIÓN:


La preparación es muy sencilla, empezamos diluyendo el azúcar en la leche y la agregamos a una fuente mezclandolo con todos los ingredientes salvo los piñones que los reservaremos para más tarde. Amasamos bien todo hasta que consigamos una masa homogénea que volcaremos en un molde previamente engrasado para que no se pegue. Una vez bien echada la masa en el molde repartimos los piñones por encima y lo llevamos al horno que habremos precalentado a 180º y a esa temperatura lo cocemos durante unos 40 minutos o hasta que veamos que está cocido, siguiendo el proceso habitual con todos los pasteles, pinchar con una aguja y ver si sale seca. Una vez tengamos cocido el bizcocho, lo dejamos enfriar, lo desmoldamos y cortamos en cuadrados y ya tenemos nuestro sfouf un bizcocho fácil y original con el que seguro sorprendéis.

15 Amigos dejaron su comentario (Gracias!):

  • comoju - Cova | 6 de octubre de 2010, 9:41

    la verdad es que si que ha merecido la pena la espera, porque ha quedado un bizcocho realmente exótico con ese color y estoy mas que segura que esos cambios que le has dado lo han hecho mas tentador para hacer

    Un abrazo

  • damilena | 6 de octubre de 2010, 10:07

    Pues en mi país si que se hace algo parecido. Con semola de maiz, pero no sé la receta y nunca lo hize. Mi madre lo hacía hace años y por encima le ponía nata montada. Estaba de muerte. El tuyo tiene muy buena pinta y con tú permiso me apunto la receta. Tiene que estar buenisssimo!

  • Rock | 6 de octubre de 2010, 10:23

    Siento la demora en hacerlo Comoju, pero últimamente ando más liado que la pata de un romano y con poco tiempo para cocinar y como la primera prueba no salió apta para el blog, tuve que seguir investigando. El sabor ya digo que no es el habitual de un bizcocho, la cúrcuma y la sémola le cambian bastante de sabor, además es muy dulce, incluso he visto recetas con mucha más cantidad de azúcar, pero ya con esa cantidad me parecía incluso demasiado dulce, aunque como en casa gusta todo lo dulce está desapareciendo casi sin darnos cuenta :P

    Bueno si os atrevéis con el ya me contáis que tal.

    Un abrazo.

  • Rock | 6 de octubre de 2010, 10:28

    Hola Damilena, estoy seguro que en España, con la herencia culinaria que nos dejó el pueblo árabe, también tiene que haber alguna receta parecida, aunque tendrá otro nombre distinto, estuve buscando recetas de bizcocho de sémola, pero no encontré gran cosa.

    De todas formas si consigues la receta que hacía tu madre no dejes de probarla ;-)

    Y por supuesto que tienes permiso para apuntarla, probarla y obligación de contarnos resultado te dió.

    Una abrazo

  • Toñi (picapusa) | 6 de octubre de 2010, 15:18

    uhmmmm que original !!! no me imagino su sabor... será cuestión de ponerlo en práctica para saberlo :P

    saludos!!

  • comoju - Cova | 6 de octubre de 2010, 15:21

    de sentir algo por la demora, nada de nada, que esto de los blogs yo pienso que es para disfrutar y hacer las cosas porque queremos y sin prisas ni presiones, que sino las cosas no salen como queremos

    Y ya ves, por hacerlo a tu ritmo, al final has conseguido dar con la receta que mas os ha gustado y que por lo que dices es muy diferente a lo que relacionamos con un bizcocho y habrá que seguir tu receta ;-)

    Un abrazo

  • luisa | 6 de octubre de 2010, 15:56

    Un bizcocho diferente y se ve super rico. Bss.

  • MªJose-Dit i Fet | 7 de octubre de 2010, 13:32

    con lo que me gusta a mi probar recetas de otros lugares puedes estar seguro que la pienso hacer...un abrazo!!

  • Irmina Díaz-Frois Martín | 15 de octubre de 2010, 11:31

    Seguro que cúrcuma le dará ese aroma característico.
    Se ve bueno.
    Un beso.

  • Rock | 18 de octubre de 2010, 14:06

    Toñi es difícil de exlicar la curcúma le da un sabor especial y preparrlo con sémola hace que la textura no sea tan fina como la de otros pasteles.

  • Rock | 18 de octubre de 2010, 14:07

    Hola Luisa, gracias por tu comentario

    un abrazo.

  • Rock | 18 de octubre de 2010, 14:08

    Irminia, la cúrcuma es el secreto, del color y del sabor ;-)

    un abrazo y gracias por tu comentario.

  • Rock | 18 de octubre de 2010, 14:09

    hola Mª José, no dejes de contarnos que resultado te dará, yo ya tengo planeado poner en práctica otro bizcocho por el estilo este japonés, ya tengo la receta colgada de un imán de la nevera, a ver si encuentro un hueco, que últimamente tengo la agenda apretada :(

    Un abrazo.

  • Laube | 11 de noviembre de 2010, 17:45

    Ummmmmmmmmmm... qué rico!!!! Me gusta la combinación de especias que has empleado.
    Un besote

  • Anónimo | 19 de mayo de 2012, 9:32

    el agua de azahar tambien la venden en los supers....
    yo en casa tengo de la marca vahine pero supongo que habra de mas.
    cuando pregunte en la farmacia (hace por lo menos dos) años me digeron que lo que ellos tenian no era apto para cocinar y no lo cogi
    me parece que ellos tampoco sabian como se usaba (diluido en pequeña cantidad)
    de todas formas con este que tengo ahora (tambien hay que usarlo diluido en la masa a cocinar) no hay dudas...

    perdon por haberme metido.... jejeje... pero la primera vez que fui a hacer un roscon solo encontre referencial al agua de azahar en farmacias y queria aportar mi granito....

    por cierto gracias por la receta, en cuanto compre la curcuma y la almemdra me lanzo....