Pfefferkuchen




















Estas galletas especiadas son una receta tradicional alemana, son distintas en sabor a lo que estamos habituados normalmente, pero están muy ricas. Su composición original y forma de prepararlas es secreta y sólo se conoce por las pastelerías donde se prepara, aunque esta podría ser una receta muy aproximada de la original. Tapadas herméticamente  pueden conservarse durante semanas siempre que estén lejos del alcance de los niños pequeños y los grandes :)

Con las siguientes cantidades tenemos para alrededor de 120-150 galletas, según el tamaño que les demos. Una variante es dividir la cantidad de miel, entre mitad miel y mitad melaza o miel de caña, yo como no tenía a mano usé solo miel normal.

INGREDIENTES:


375 gr. Miel
200 gr. azúcar.
750 gr. de harina
115 gr. mantequilla
2 huevos
75 ml. leche
1 cucharada de levadura en polvo
1 cucharadita anís en grano
1/2 cucharadita cardamomo molido.
1 cucharadita de jengibre.
1 cucharadita de nuez moscada
3/4 cucharadita de clavo molido
1 cucharadita de canela
1 1/2 cucharadita rachadura de limón
2 cucharadas de bicarbonato
20g. cacao


PREPARACIÓN:


Empezamos mezclando todas las especias, el bicarbonato, cacao ralladura de limón, el azúcar y levadura con la harina y mezclando bien. Aparte calentamos y derretimos la miel y la mantequilla y en un volcán de harina vaciamos la miel y la mantequilla derretidas, los huevos y mezclamos, por último añadimos la leche y amasamos.

Pasado este punto tenemos que amasar bien toda la masa y añadir un poquitín más de leche o de harina en función de si nos queda muy seco o muy blando, hasta que nos quede una masa trabajable y que se pueda manejar sin que se nos pegue en las manos. Cuando tengamos todo bien amasado, cogemos la masa, la guardamos en una fuente y la dejamos reposar en el frigorífico durante al menos 24 h. si son 48 horas o más mejor para que coja el  aroma de las especias.

Pasado el tiempo de reposo, vamos cogiendo bolas del tamaño de una pelota de tenis o algo menos y con ayuda de un rodillo aplastamos fino, fino,  como de medio centímetro y con ayuda de un cortador de galletas o si no disponemos de uno con una copa de boca fina o vaso de chupito, cortamos la masa  y vamos empanando nuestras galletas en azúcar y colocando las galletas en una bandeja del horno sobre papel vegetal, dejando una separación de un centímetro y medio o dos centímetros  entre cada galleta pues casi doblarán su tamaño. Cuando hallamos llenado la bandeja, la meteremos al horno precalentado a 175º durante unos 10-12 minutos. Echarle paciencia porque os dará para muchas hornadas.


7 Amigos dejaron su comentario (Gracias!):

  • comoju - Cova | 7 de enero de 2011, 11:24

    este tipo de galleta es la que usan los americanos para hacer sus famosas casitas de galletas y son una delicia.
    Así que con tu permiso, me anoto la receta que esta mezcla de especias me encata

    Feliz 2011

  • Rock | 7 de enero de 2011, 12:31

    Pues yo pensaba que eran las galletas de jengibre, aunque las de jengibre son un estilo a estas si.

    Con la tira de tiempo que te he tenido esperando publicar esta receta, puedes quedar con ella libremente, creo que no vuelvo a anunciar una receta más por twitter en mucho tiempo, menudo informal estoy hecho :(

    Saludos y feliz año nuevo.

  • comoju - Cova | 7 de enero de 2011, 22:22

    Las de jengibre se usan mas para hacer las galletas con forma de muñequitos

    Y sobre lo de "anunciar" las recetas cuando las estamos haciendo, no creas que tú eres el único jejje.
    Lo malono es luego tardar mas o menos en publicarla, sino que la hagas y encima de decirlo no salga jejejje

    Un abrazo y no te preocupes por la espera, que mereció la pena

  • la cocina que me chifla | 9 de enero de 2011, 22:43

    Saludos.-
    He conocido por casualidad tu blog , y me ha gustado el tono y algunas recetas, sobre todo las que son un poco exóticas.- En cuanto a las de cocina española , de las que he visto, las sopas de ajo son muy buenas.- Respecto a un par de arroces que también he visto, pues aquí en alicante, no te las puntuarían muy bien.- Cuando hace 15 años vine a vivir aquí me di cuenta que las “paellas” entre comillas que yo había probado eran simplemente arroz con cosas, pero nada que ver con un arroz en paella de los de Alicante que es un manjar
    . Yo llevo muchos años guisando y ahora estoy haciendo un blog que es más bien una bitácora un tanto especial, porque no es solo un blog de recetas sino algo más complejo.- Mis recetas no tienen fotos pero son rigurosas.- Están muy probadas, y lo mismo que tu procuro que sean claras y detalladas.- bueno, si sientes curiosidad échale un vistazo y me haces un comentario.
    Esta es la dirección y no te asustes de nombre . http://cocinamachista.blogspot.com .-
    Mirare mas recetas tuyas y ya te diré lo que me parecen.

  • Rock | 10 de enero de 2011, 7:33

    Hola gracias por tu comentario, yo entiendo que todas las recetas clásicas además de la forma tradicional de hacerla, tienen la forma que cada uno en su casa las haga y mejor le salga y esa es la que yo trato de explicar, los arroces que comentas igual no los explico con la receta más tradicional, pero al igual que todas las recetas que publico están probados y garantizados que gustan en casa de esa forma, que por supuesto no quiere decir que le tengan que gustar a nadie más, pero lo que quiero decir es que considero que toda receta debe ser adaptada y cambiada ligeramente al cocinero que la prepara si siguiéramos todas las recetas al pie de la letra esto no tendría mucha gracia.

    Para algunas personas y sobre todo para algunos platos clásicos eso es casi una herejía, pero que se le va a hacer :)

    Saludos.

  • Toñi (picapusa) | 10 de enero de 2011, 18:51

    tienen una pinta sensacional !!!me las apunto !!!

  • Rock | 11 de enero de 2011, 8:02

    Hola Toñi, es difícil explicar su sabor, son distintas simplemente, pero en casa duraron un suspiro.

    Un abrazo.